domingo, 23 de julio de 2017

Martynas Levickis

Lo encontré, como se encuentran los tesoros, sin querer. Buscando una versión interesante de la fabulosa Danza Húngara N°5 de Brahms para sacar en mi flauta. Cuando me ocurren estos hallazgos bailo de felicidad y la euforia es tan grande que no cabe en mi corazón. Mando links a mi hijo, a mis amigos, quienes sé que me van a entender. Y luego quiero que lo conozcan todos y me vengo al blog. 
Se llama Martynas Levickis. En 2010, con tan sólo 17 años ganó un concurso de talentos en su Lituania natal. 
Acá se los presento, disfruten de su acordeón...el mejor dulce de la semana es éste...lejos:




Y para que se terminen de morir de amor con estos pétalos cayendo y su cara llena de felicidad...




En junio cumplió 27 años por lo que tengo que agregar otro video de su devenir en director de orquesta.





Para detractar a todos los que dicen que la juventud está perdida...
Y si se vuelven fans: http://www.martynasmusic.com/
Gracias Martynas!

miércoles, 14 de junio de 2017

Tributo a los Libros y a los Escritores (segunda parte)


La calle mi lugar - Paula Di Capua
Esta foto formó parte del Circuito Fotográfico Neuquén en Abril 2014
Me pegó mucho y la guardé en mi archivo para un tributo.
Gracias Paula!

martes, 13 de junio de 2017

Tributo a los Libros y a los Escritores


En 1930, un hombre de Los Angeles llamado Louis Waynai llevó a cabo una copia enorme de la Biblia del Rey Jacobo. 
El método de impresión fue un sello de goma casero. Tardó 2 años en terminar este libro de singulares dimensiones.
Cuando el libro estaba abierto medía 1.10 metros de alto y 2.5 de ancho. Cerrado,  el lomo medía 86 cm de grosor.
El libro tenía 8.048 páginas y pesaba 496 kilos.

Así encontré la noticia. Existirá aun? Dónde estará?

martes, 16 de mayo de 2017

Otoñazo






Nada parece detenerse, todo sigue. Sólo tenemos que ser capaces de verlo. Nada me deteniene.
Brotan ellos. Broto yo.


Mamá suculenta. Hijitos suculentitos


Se florean


Se arremolinan


Penetran el surco. En linea de tiempo


LLaman como siempre supieron llamar
Con la ternura de las hojas caídas
Con la alharaca del viento
Con el vuelo de los benteveos
Te llaman. Me llaman






jueves, 6 de abril de 2017

Patricia Simek


Día de la Memoria


La historia se puede escribir de muchas maneras. Decir por ejemplo, que Patricia, escultora de Monte Grande, nacida en Eslovaquia en 1925, migró a Argentina en el 1948, se dedicó a la tarea docente desde 1960 y paralelamente realizó junto a esposo, hijos, alumnos, una infinidad de monumentos. El último, ya a los 92 años, fue uno inaugurando el Espacio de la Memoria, precisamente el 24 de Marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.
O decir por ejemplo, les hago un juego, quiero contarlo distinto: 
Figúrense nacer en 1925 en Eslovaquia. Por entonces ya estaba unida a la nación Checa, así que ya era Checoslovaquia. Gracias a Tomas Masaryk que trabajó incansablemente para obtener apoyo y que fuera reconocida por las potencias aliadas, obtuvo su independencia, en 1918. Obvio que también gracias al colapso del Imperio austrohúngaro  luego de la primera guerra. (en la escuela argentina se lo estudiaba como “consecuencias de la Primera Guerra Mundial”) Masaryk sigue siendo “El símbolo” de Checoslovaquia (nacido de madre checa y padre eslovaco en la frontera de ambas naciones, y casado con una estadounidense y viviendo en New York, se convierte en su primer presidente, luego reelegido en tres ocasiones…nada que envidiar al realismo mágico) Varios años más tarde y con océano mediante, Patricia le rindió homenaje a Masaryk con una de sus obras, tal vez para expresar que su patria seguía siendo donde habían sido enterrados sus padres, o  tal vez para mostrar la simpatía con sus ideas (era un gran defensor de los derechos humanos y de los judíos aún cuando el antisemitismo era moneda corriente por esos años y en esas latitudes). Érase el 38 (yo aprendí de Milán Kundera la regla nemotécnica de los hitos históricos checos, cada 10 años) cuando la Alemania nazi le puso una pata encima a Checoslovaquia y recordarán que estábamos prontos a entrar en la 2da. Guerra Mundial…Checoslovaquia tenía a la Skoda, una importante fábrica de ametralladoras, tanques y artillería. Y también tenía un ejército moderno. Y por supuesto, una resistencia que escribe la historia que tanto marcó a mi hijo Rodri cuando supo de Lidice, el pueblo que enteramente fuera destruido por los nazis, ya que absolutamente a todos sus habitantes le dieron muerte. Todos es hombres, mujeres y niños. La resistencia checa tiene que aliarse al otro vecino, el Ejército Rojo, el soviético, que le puso la otra pata encima. Checoslovaquia parece ser un país de siempre expulsados de siempre exiliados de siempre peregrinaje... 
De este panorama, nuestra Patricia, enfermera de la Cruz Roja Internacional, logró escapar, tenía 20 años. Ya en Inglaterra, se casó y con su esposo, decidieron venirse a la Argentina. Acá los recibieron, como recibieron también a mis abuelos y a miles de inmigrantes que buscaban un mundo mejor. Su Monumento al Inmigrante, surgió a partir de un momento de introspección y meditación que dio lugar a este sentir “un completo desprenderse, un incierto empezar, no hay un volver”…Seguimos el juego? Quién hubiera querido volver? Recuerdan a la Argentina de 1948? Efervescente Buenos Aires de Perón y Evita. Me muero por estar en Retiro en el fervoroso acto en el que anunciaron la compra de los ferrocarriles británicos. Era la Argentina del tango, de Fangio, de Zully Moreno. Imposible que Patricia no se hubiera enamorado de este momento. Los mejores días de una Argentina revolucionada por los derechos del niño, la ancianidad, los trabajadores, la mujer! Todo esto seguramente como semilla brotó en su corazón, que más tarde modelara el Monumento a la Mujer de la Paz,  a la Madre Embarazada, al Ángel Niño. Vendrán años más convulsionados, con internas parecidas a las de su país natal. Siempre polarizaciones. Golpes y democracias. Desde su taller se generaron las ideas de una mente luchadora. El monumento La Amistad en homenaje a tres excombatientes del distrito caídos en la Guerra de Malvinas. Otro es La Capilla Ardiente, en recordatorio a los desaparecidos del distrito durante la última dictadura. Y el broche de oro, en sus jóvenes 92 años, fue el Monumento a la Memoria. La estatua proyecta a un hombre y una mujer con las manos atadas atrás, un espacio para las placas de los fusilados y desaparecidos, y un gran obelisco, que simboliza la elevación de las personas en todos sus sentimientos.
Me emociona ver en la transparencia de su mirada, sus mares lejanos. Me maravilla ver sus manos inquietas moldeando el barro de esta tierra. Me enorgullece su presencia hecha memoria. 


jueves, 16 de marzo de 2017

Tributo a las Mujeres (cuarta parte)


Katia Cardenal - cantautora nicaragüense
Aurora
Canción que compone para el documental del mismo nombre
Aquí está el documental...no se lo pierdan...
https://vimeo.com/66890460
 

miércoles, 15 de marzo de 2017

Asi vamos


 


Cuando florecen éstas, quiere decir que comienza el otoño en mi jardín. Bienvenidas!









Y cuando florecen estas otras, quiere decir que no se quieren despedir, que no quieren olvidar, o que no quieren renunciar a mis mates, mis tardecitas, mis mimos fucsia...


Y éstos ojalá nazcan a pesar de todo. Fue el viento el que tiró el nido escondido en una enredadera. Saqué la foto y los acomodé lo mejor que pude, los volví a camuflar entre ramas...abrigaditos... 





Todo esto hermoso está ocurriendo mientras se cierran fábricas, el puente está cortado por un piquete, y se está organizando una olla popular en Plaza de Mayo. Me dá vergüenza subir estas fotos triviales. El alma se cura un poco cuando se las mira...  

viernes, 10 de marzo de 2017

Tributo a las Mujeres (tercera parte)

Para escuchar mientras miramos las fotos...bellisima versión de un tema del flaco Spinetta.



María Gabriela tenía mi edad. Yo la descubrí cuando tocó en la Banda de Charly García. Genia total! Murió a muy temprana edad para la media argentina, injustamente, por las desidias de las médicos de los Centros de Salud donde fue a atenderse.
 

Tributo a las Mujeres (segunda parte)






Todas buscando que el mundo sea distinto. Que sea un mejor mundo.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Tributo a las Mujeres







Todas distintas, todas admirables, todas luchadoras, todas vivas en esta imagen, en mi imagen, en la tuya; todas inspiradoras, magas; jóvenes o viejas, todas de pie para la foto.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Balance 2016



Brindar por los grandes sueños, fue el brindis del año pasado.
Cuando uno habla de grandes sueños parece hablar de un augurio para los grandes. Nunca me sentí grande del todo. Pero después de este año, así me siento: grande. 
Grande porque soñé despierta con cosas lejanas e inmensas y aún cuando trabajé cual hormiga pequeña para conseguirlas, sí, contra viento y marea, contra humedades y tormentas, contra enojos y decepciones, contra resfríos y enfermedades; salía el sol de la certidumbre de que todo se alcanzaría. Estar con Eva más de la cuenta, me daba el ímpetu y el valor que mi madre sella en todas las cosas, por lo que eso nunca me faltó. En el cansancio de nuestras noches, brindábamos muchas veces con un champán, por los logros de ese día.    Al fin terminamos de recuperar la casa, luego de muchísimos viajes, que nos acercaron nuestras naturales lejanías. Ya era una nueva Navidad que nos encontró en la casa del Tío Guille, recuperando el recuerdo de la felicidad. Vi a Martín llorar de felicidad, lo cual no es poca cosa para un pisciano escéptico como él. Y su llanto no era para menos, o no estoy hablando de grandes sueños? Este año, nació Adora Nina, llegada una mañana de invierno justo cuando yo en mi enésimo viaje me encontraba perdida en Luján (que por mucho tiempo fue como el Triángulo de las Bermudas, jaja). LLegó dándonos a entender varias cosas: que la belleza existe, que la felicidad existe y que el amor también existe. Y que se agrandaba la familia. Con ella conocimos a una nueva abuela, un nuevo tío, y el árbol genealógico extendió sus ramas.
En pleno invierno, aun cuando en el valle las ramas están sin hojas, es preciso mirar los brotes, que son como promesas de lo que vendrá. De igual forma, viví la maravilla de los secretos develados, tímidamente ocultos como las yemas, brote promesa reserva para seguir viviendo; y me sentí doblemente grande, con grandes sueños nuevos para hacer crecer.
En los grandes sueños está incluida la graduación de Miranda, que nos juntó a toda la familia, cual Campanellis, en un viaje a Córdoba sin igual. Su tesis aprobada con 10,  recordaba la genética de sus padres, y Omar una vez más brilló en su presencia. Viaje de turismo y aventuras, anécdotas e historias. Conocimos a Pablo al que deseo sea parte de nuestra tribu.
Y en los grandes sueños de este año, también tiene su trono Rodri, por su graduación de la secundaria y salto a Buenos Aires, en donde vivirá en nuestra casa recuperada, recuperando a la Tia Gorda a la que vimos andar por su casa sonriendo orgullosa,  rozándonos el hombro con levedad, mirándome desde el altillo, sudorosa cuando plantamos el jazmín y nostálgica en el recuerdo de sus rosas chinas; queda cuidándolo no hay dudas.
Así como una proyección de espejos, así proyecté mi propio sueño en el de Rodri. Así lo ví crecer, me ví crecer. Me soñé, me espejé y a lo largo del año, me despedí una y otra vez; y en cada bienvenida, ya vivía con intensidad la fugacidad de las despedidas y encendía la cámara lenta para retener la imagen. Se sucedieron en catarata, las últimas veces de todas las cosas. Para Rodri todo era por última vez, lo que le confería un clima de muerte en algún sentido. Sin embargo, para mí era la primera última vez de todo.  Ya saben que yo mido los grandes sueños en la pequeñez de las cosas cotidianas. Pero así se sucedieron los hitos de esta historia: 1) La Gran Noche de Bienvenida al  Buzo de Egresados (en la que no sólo pintaron una bandera sino también parte de mi mobiliario), 2) La colosal y renombrada Fiesta de 18 años intitulada Gordoh Fest (que empezó siendo para 50 y se agregaron 100 más, incautos que llegaron bajo la lluvia, convertida en barro que tapizara los pisos de la casa), 3) Día de la Madre, limpiando los restos de la Fiesta (qué otra cosa puede hacer una madre para ser feliz? Además de saber que era la primera y última vez que limpiara los restos de la fiesta del cumple N° 18? 4) La Colación de Grados (incluida la previa de la elección de las personas que le otorgarían el diploma, la amada Miss Mary y el capo de Mr Pablo), 5) El Baile de Egresados (lo mejor, la elección del traje con la abuela y los zapatos con el abuelo; lo peor, las peleas,  pero nadie quiere mencionar las miserias del alma ajena en este texto; y lo deseado: una fiesta maravillosa), 6) El Viaje de Egresados (no hay palabras, tal vez exultante? excitado exitoso? jaja). Queda claro que 5to. es una fiesta? No hay parangón de felicidad por muchos años. En todo sentido se cumplieron los grandes sueños. Tal es así que cuesta brindar por más. Pero no me achico, brindo: por los nuevos grandes sueños.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

A change Is Gonna Come

Playing For Change



Es un sentimiento.
Querida letra. Queridos todos. Los adoro!


miércoles, 13 de julio de 2016

Memoria

Amia

Memoria

Todo esta escondido en la memoria

arma de la vida y de la historia 

 

sábado, 7 de mayo de 2016

La insoportable levedad



En este otoño nuevo o viejo




El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive sólo una vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni de enmendarla en sus vidas posteriores.

¿Es mejor estar con Teresa o quedarse solo?

No existe posibilidad alguna de comprobar cuál de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. Pero ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni siquiera boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro.

«Einmal ist keinmal», repite Tomás para sí el proverbio alemán. Lo que sólo ocurre una vez es como si no ocurriera nunca. Si el hombre sólo puede vivir una vida es como si no viviera en absoluto.



Milan Kundera









Mientras preparo el clásico budín de limón de los domingos, subo las fotos del otoño, pienso en Kundera, en la posibilidad de vivir repetidas veces este último año de Rodri en casa, en este peso absoluto que tienen los minutos y en la levedad insoportable que deja la lluvia de este otoño imprevisible...